Regalo navideño de Loli

regalo Loli

martes, 7 de noviembre de 2017

Tarta de queso al horno




Un dulce básico y tradicional que además es muy fácil de preparar. Como sucede con otras muchas tartas hay infinidad de versiones. A mí me encantan las tartas de queso, ya sea con o sin horno. He probado unas  cuántas y ésta es una tentación , un trozo pìde otro. Para mí gusto no me resulta nada empalagosa como me ha sucedido con otras.

Ingredientes

4 huevos grandes
medio litro de nata
700 gramos de queso de untar
300 gramos de azúcar
5 cucharadas rasas de harina

Preparación

Batir todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Verter en un  molde engrasado y meter al horno a 180 grados durante una hora o algo más. Para comprobar si ya está,  utilizaremos un pincho. Si al introducirlo y sacarlo nos sale limpio, ya estará lista. En caso contrario, la dejaremos más tiempo.

Si vemos que todavía no ha cogido demasiado color podemos dejarla reposar en el horno una vez apagado.  

También puede suceder que haya cogido color y todavía no esté bien cocida. Si sucede así,  tendremos que taparla con papel de aluminio para evitar que se nos queme la superficie.





lunes, 6 de febrero de 2017

Verdinas con bacalao y gambas


 No hay como un plato de cuchara en los días de frío para reconfortarnos y al mismo tiempo disfrutar con su sabor. Y para mí éste,  es uno de esos platos.


Ingredientes ( para cuatro comensales)

500 gramos de alubias verdinas secas
200 gramos de gambas peladas
un lomo de bacalao desalado de unos 300 gramos
una zanahoria pequeña + un trozo
una cebolla + media cebolla pequeña
la parte blanca de un puerro pequeño
dos dientes de ajo
un trozo pequeñito de pimiento rojo
un trozo pequeñito de pimiento verde
un tomate maduro
caldo o agua
aceite
sal

Preparación

La noche anterior pondremos las alubias en rejomo en agua tibia. Tendrán que estar al menos unas doce horas.

Al día siguiente comenzaremos colocando al fuego las verdinas en una olla cubiertas de agua junto con una cebolla, una zanahoria, la parte blanca de un puerro y dos dientes de ajo. Tapamos y dejamos que alcance el hervor a fuego alto, en ese momento lo  bajaremos al mínimo. Transcurridas unas dos horas habrán alcanzado ya un punto óptimo de cocción. En caso contrario, las dejaremos un poco más al fuego.Escurrimos y reservamos.
 Podemos guardar un poco de auga si queremos usarla en la terminación del plato.
 En una olla con un fondo de aceite de oliva pasamos las gambas hasta que se doren un poco. Retiramos y reservamos.
Con la media cebolla, el trozo de zanahoria, y los pimientos hacemos un picadillo que sofreiremos en la cazuela  donde pasamos las gambas durante unos minutos. Siempre a fuego bajo para evitar que se queme, pero el tiempo suficiente para que se hagan  un poco.
A continuación añadimos el tomate que previamente habremos rallado, subiremos un poco el fuego y removiendo con frecuencia dejamos que se vaya cocinando todo junto unos tres minutos.
Agremamos las verdinas que habíamos reservado y cubrimos con agua, podemos usar parte del agua de haber cocido las habas. Si lo queremos enriquecer aún más en vez de agua utilizaremos un caldo de pescado o de marisco.Tapamos y dejamos levantar el hervor a fuego fuerte.
Cuando veamos que ya empieza a borboterar agregamos las gambas salteadas y el bacacalo en trozos. Tapamos y una vez que haya levantado el hervor, dejamos cocer a fuego medio cinco minutos.Bajamos el fuego al mínimo y dejamos que se haga  durante unos diez minutos más todo junto.
Y ya estará nuestro plato listo para poder llevarlo a la mesa y disfrutarlo bien calentito, sobre todo si es un día de frío.