Regalo navideño de Loli

regalo Loli

jueves, 20 de octubre de 2016

Tarta de queso fría

Esta tarta de queso es de lo más fácil de preparar. Eso sí, debemos prepararla con antelación para  que haya cuajado bien antes de servirla. Podemos usar cualquier sabor de mermelada y así la adaptamos a nuestros gustos. Yo también suelo cubrirla con gelatina de limón en vez de mermelada.
En esta ocasión usé memelada casera de kiwi amarillo.
Ingredientes

Para la base

80 gramos de mantequilla
30 galletas redondas tipo María

Para el relleno

medio litro de nata para montar
un sobre de gelatina de limón
una tarrina de queso crema de 250 gramos

Para la cobertura con mermelada

una hoja de gelatina neutra
mermelada
3 cucharadas de agua

Preparación
Comenzamos preparando la base de galletas y mantequilla. Derretimos la mantequilla y molemos las galletas en una picadora o ayudándonos de un rodillo. Mezclamos  y forramos el fondo de un molde desmontable de unos 20 cm. aplastando bien contra la base. Reservamos en el congelador.
Calentamos en un cazo hasta hervir 250 cl. de agua, sacamos del fuego y diluimos ahí el sobre de gelatina de limón. Removemos bien hasta que se haya disuelto toda la gelatina. Dejamos enfríar.

Semimontamos la nata y reservamos.

Cuando la gelatina se haya enfriado incorporamos el queso crema removiendo bien con unas varillas hasta que se haya integrado con la gelatina.
Juntamos la nata reservada con la mezcla de gelatina y queso y con movimientos envolventes vamos mezclando muy bien.
Vertemos en el molde que habíamos reservado en el congelador y guardamos en el frigo hasta el día siguiente.

Para la cobertura debemos poner a hidratar en agua fría la hoja de gelatina.
En un cazo ponemos las cucharadas de agua y la mermelada, calentamos y fuera del fuego añadimos la gelatina bien escurrida. Remover para que se mezcle todo y dejamos enfríar. Cubir la tarta  y volver a meter al frío. Este proceso debemos de hacerlo como mínimo dos horas antes de servirla para que pase el tiempo suficiente y se haya gelificado la mezcla.

Desmoldar antes de servir.

9 comentarios:

  1. Holaaaa, esta tarta nunca nunca falla. Y con una buena mermelada de cobertura ya el remate total. Te ha quedado de escaparate maja,
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  2. Como dice Marisa nunca fallará porque no hay mezclas complicadas, solo hace falta conseguir buenos ingredientes y una buena mano que sepa mezclarlos.
    Besos hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2016/10/se-me-hace-agua-la-boca-por-que.html

    ResponderEliminar
  3. Este tipo de tartas me chiflan,quedan geniales, te ha salido fantástica, un corte de 10 y se ve tan suave y tentadora...mmm...besos

    ResponderEliminar
  4. Todo lo que sea tarta de queso en casa es un festin, te quedo maravillosa y con un corte maravilloso, que delicia de tarta, es digna de cualquier celebración....Bess

    ResponderEliminar
  5. Cheesecake é sem duvida o meu docinho preferido, este ficou lindo e com toda a certeza uma delicia.
    Bom fim e semana

    ResponderEliminar
  6. Hola ,estas tartas siempre quedan bien y son muy ricas.besinos desde Asturias

    ResponderEliminar
  7. Muchísimas gracias por acercaros a este rincón virtual y tomaros un poco de vuestro tiempo para comentar.

    ResponderEliminar
  8. Deliciosa, que buena pinta tiene,dan ganas de meter la mano atraves de la pantalla, besos

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios. Es muy gratificante saber que alguien lee lo que tu compartes. Y más sabiendo que a veces es difícil, no siempre se dispone del tiempo suficiente o tenemos otros motivo que nos lo impida.